Certificado de Dispacacidad

En este país viven alrededor de 3,84 millones de personas con discapacidad. Y esos millones de humanos tienen discapacidades muy diversas: físicas, sensoriales, orgánicas, psíquicas, psicosociales e intelectuales. No son pocos, pero la sociedad les pone difícil la integración completa de sus capacidades. Menos mal, que en España existen garantías y ayudas. ¡Algo es algo…!

¿Qué es el Certificado de Discapacidad?

El Certificado de Discapacidad es un documento público  que se otorga a toda persona que lo solicite y que tenga una alteración funcional, permanente, transitoria o prolongada, física, sensorial o mental que le aportará una serie de ayudas. Una junta médica valorará cada caso en particular para determinar cuál es el grado de su discapacidad, que se denomina Baremo de Valoración de la Dependencia (BVD). El reconocimiento de grado de discapacidad se entenderá producido desde la fecha de solicitud.

Existen tres grados de discapacidad:

Tres grados de discapacidad

 

¿Qué derechos ofrece el Certificado de Discapacidad?

Es recomendable que la persona con discapacidad certifique que la tiene ya que le ayudará a lo largo de su vida a estar en una sociedad más inclusiva. Las ventajas varían dependiendo de las políticas de cada comunidad  autónoma. Pero beneficia principalmente en:

Tienen ventajas fiscales frente al resto de la población como beneficios en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), Impuesto sobre Sociedades (IS), Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), Impuesto especial sobre determinados medios de trasporte (IEDMT) e Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).

También tienen ventajas en el transporte por razones lógicas: tienen una tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida, bonotaxi y reducciones en medios de transporte.

En ocasiones los tratamientos son caros y también disponen de subvenciones y/o ayudas para tratamientos rehabilitadores, recursos educativos, productos de apoyo, accesibilidad o adaptaciones en el hogar, entre muchas cosas más.

Además cuentan con acceso a viviendas de protección publica y unos planes de fomento de empleo específicos para personas con discapacidad. Provienen de la LISMI, adaptación del puesto de trabajo, participación en las pruebas selectivas en el acceso al empleo público y jubilación anticipada.

BENEFICIOS DEL CERTIFICADO DE DISCAPACIDAD

 

¿Quién puede solicitarlo?

Para solicitar el reconocimiento inicial y la adquisición del certificado se comenzará por la fase de valoración de la persona interesada, o su representante legal. Para ello debes cumplir dos requisitos:

  1. Ser español o extranjero residente legalmente en España, y estar empadronado en cualquiera de los municipios de una Comunidad Autónoma.
  2. Tener una discapacidad, física, sensorial, intelectual o psicológica.

La solicitud del reconocimiento del grado de discapacidad se formulará en un modelo formalizado, acompañados de los documentos que se señalen en el mismo, dirigidos al Centro Base que le corresponda. Es decir, que deberás acogerte a los procedimientos de cada comunidad autónoma.

¿Dónde puedo dirigirme?

Dependerá al código postal en el que esté empadronado.  Además de la solicitud, el usuario/a deberá aportar esta documentación:

  1. Informes médicos o psicológicos actualizados (no más de 6 meses).
  2. Nacionalidad española: copia del DNI y empadronamiento. Si se trata de una menor sin DNI, fotocopia del Libro de Familia.
  3. Si no tiene procedencia española, pero sí es Miembro de la Unión Europea deberá aportar la documentación de identidad de su país o pasaporte. Y los Ciudadanos Extracomunitarios la Tarjeta de Identidad de Extranjero (TIE).

En caso de que falten datos, se requerirá a la persona interesada para que lo subsane en el plazo de 10 días.

Una vez registrada la solicitud desde el Centro Base contactarán con el interesado para facilitar una fecha de cita en un plazo máximo de tres meses.

¿Quién realiza la valoración?

La valoración se llevará a cabo por un órgano independiente de cada Comunidad Autónoma formado por un médico, un psicólogo y un trabajador social. A este órgano se le denomina equipo de valoración y orientación (EVO).

EVO

 

Y una vez efectuadas  las pruebas del EVO, reunido en junta procederá a emitir el Dictamen Técnico Facultativo, que deberá efectuarse en el plazo máximo de 2 meses, a contar desde que la solicitud de la persona interesada haya tenido entrada en el registro o vía telemática.

La revisión del grado de discapacidad por agravamiento o mejoría, podrá realizarse siempre que, al menos que hayan transcurrido un plazo mínimo de dos años, desde la fecha en que se dictó la resolución. Excepto en casos que se haya acreditado error de diagnóstico.

 

Una vez hayan valorado el grado de discapacidad y se te ha reconocido al menos un 33% de discapacidad,  el siguiente paso será  acudir a la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de tu comunidad autónoma para presentar, junto al reconocimiento oficial de la discapacidad, la solicitud para la obtención de este tipo de certificado.

El usuario/a podrá solicitarlo vía telemática a través del registro electrónico de la Consejería de Igualdad y bienestar social de las distintas Comunidades Autónomas. Pero deberá  disponer de DNI electrónico o de uno de los Certificados electrónicos reconocidos por su Comunidad.

O bien puede presentar su solicitud en cualquiera en la Administración General del Estado, de otras Comunidades Autónomas, de Entidades Locales, oficinas de correos y representaciones diplomáticas u oficinas consulares de España en el extranjero.

Tarjeta acreditativa certificado de discapacidad 33 por ciento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *